INICIO / BIOÉTICA CLÍNICA Y SOCIAL / LA GENÉTICA COMO MODERADORA DE RESPUESTA EN INTERVENCION PSICOTERAPÉUTICA

LA GENÉTICA COMO MODERADORA DE RESPUESTA EN INTERVENCION PSICOTERAPÉUTICA

El genoma como moderador de respuesta en las intervenciones terapéuticas complejas en el TDAH y los Trastornos de Conducta, desde el paradigma del Desarrollo del Capital Humano.

El concepto “capital humano” procede del vocabulario de la economía de empresa y hace referencia a la utilidad coste/beneficio de los trabajadores en función de una serie de habilidades y capacidades. Ni que decir tiene que lo importante, el auténtico valor, es la productividad de ese capital humano.

Este concepto economicista ha invadido otras áreas de conocimiento, como la psicología, la educación, la medicina etc. En este post me ocupo de exponeros las consecuencias prácticas que está teniendo en la psiquiatría y la psicología clínica infanto-juvenil ya que, con respecto a la educación, sólo mencionaré que el fundamento doctrinal de la “ley Wert” debe mucho a este nuevo paradigma de entender al ser humano.

RIESGO DE EXCLUSIÓN Y ESTIGMATIZACIONES

La teoría del “desarrollo del capital humano” está produciendo una serie de trabajos científicos para determinar qué sujetos son válidos para un determinado fin y cuáles no. En una perspectiva económica, a los individuos seleccionados como válidos, se les proporcionan los medios necesarios para que puedan desarrollar al máximo sus potencialidades y así conseguir los objetivos que marca la sociedad de mercado capitalista: a los sujetos no válidos se les abandonan a su suerte, o se establecen programas de caridad institucional o pública. O sea, tus impuestos y los de cualquier otro irían encaminados prioritariamente a incrementar en cantidad y calidad los medios necesarios para el mejor desarrollo del capital humano de aquellos previamente seleccionados. En este planteamiento creo que existen serias implicaciones éticas actualmente no resueltas, como por ejemplo el riesgo de la utilización mercantilista del ser humano y la estigmatización de los excluidos del sistema por razones de su genoma o de otras características excluyentes. Estamos asistiendo al naciento de una Nueva Era (New Age), en donde los valores universales no existen.

Sin embargo, en las investigaciones relacionadas con el desarrollo del capital humano, también están apareciendo algunos datos que pueden ser aplicados a la psiquiatría infantil en beneficio de algunos pacientes. Es un campo en pleno desarrollo y con unas expectativas parecidas a los estudios que se vienen realizando en la farmacogenómica y la selección de fármacos más eficaces. Sería la cara y la cruz de esta nueva era que nos ha tocado vivir.

El artículo que voy a comentar ha salido en enero de este año en el Journal of Policy Analysis and Management. Vol 0, 0, 1-22, (2015) (1) y creo que  arroja bastante luz sobre lo que observamos en nuestro trabajo diario y para lo que nos resulta difícil responder  de forma satisfactoria. A saber: ¿por qué algunos pacientes con psicopatología externalizante, responde bien a las intervenciones y otros no?.

EXPOSICIÓN Y COMENTARIO

La investigación que comentamos se centra fundamentalmente en determinar si hay algunas características o, mejor dicho, marcadores genéticos en los individuos que nos puedan predecir la probabilidad de éxito, o fracaso, de las medidas que pongamos en marcha para mejorar su capital humano. En nuestro caso, la idea fue ver si había diferencias genéticas entre los pacientes que respondía bien a un determinado tratamiento o no.

Estas evaluaciones serían necesarias, ya que algunos niños y adolescentes ante las intervenciones para mejorar el capital humano, en unos se obtienen resultados satisfactorios y con otros, por el contrario, la intervención fracasa.

El PROBLEMA está en que los actuales programas encaminados a favorecer el desarrollo del capital humano son muy caros y, por tanto, la selección sobre los “agraciados que puedan beneficiarse de ellos” debe ser lo más exhaustiva posible. El programa que los autores aplican dura 10 años y supone un coste de unos 58.000 $ por niño/a.

Los actuales programas en la infancia están enfocados a impedir evoluciones negativas, como futuros problemas de salud, conductas delictivas o tendencia a la utilización, o dependencia, de los servicios sociales en la edad adulta, según los investigadores del presente artículo.

METODOLOGÍA: Los investigadores realizan un estudio longitudinal aleatorizado y controlado de 10 años de duración con la finalidad de ver las fuentes de variación que puedan predecir los resultados del tratamiento Fast Track. Este tratamiento está elaborado para prevenir los problemas de conducta en la adolescencia y en la adultez. Investigan si las variantes del gen que codifica el receptor para glucocorticoide, NR3C1, se encuentran asociadas con los resultados del tratamiento.

RESULTADOS: Encontraron una variante común identificada como un polimorfismo nucleótido simple (SNP), rs10482672 que moderaba la efectividad de la intervención. El alelo menos común “A” de este SNP identificaba a niños que presentaban de forma importante trastornos externalizantes si no recibían el tratamiento, o bien se beneficiaban de forma significativa si lo recibían: 18% frente al 75%

OBSERVACIONES: Creo que estos hallazgos son muy importantes, aunque haya que replicarlos, para diseñar programas preventivos basados no solamente en supuestos teóricos, sino también, y especialmente, en datos científicos. Uno de estos datos son los marcadores genéticos y su peso en la interacción gen x ambiente. Estas investigaciones son ya cada vez más conocidas en los tratamientos del TDAH y de los Trastornos de Conducta.

Lo único que considero objetable es que estos resultados puedan ser utilizados de forma generalizada en aspectos de índole económico y sociopolítico, lo que conduciría al desarrollo de una clasificación del ser humano basada en las posibilidades que determine su genoma, según para que tarea. Estaríamos cada vez más cerca de la eugenesia enfocada a objetivos de explotación del ser humano  o ecomomicistas.

(1) Dustin Albert et col (2015).Can Genetics Predict Response to Complex Behavioral  Interventions? Evidence from a Genetic Analysis of the Fast Track Randomized Control Trial.

739 total views, 1 views today

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

Propuestas utilitaristas para evitar la destrucción de la humanidad

Propuestas utilitaristas para evitar la apocalipsis que se avecina a la humanidad como consecuencia del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies