INICIO / BIOÉTICA CLÍNICA Y SOCIAL / Las leyes anti LGTBIfobia y la transexualidad: un poco de racionalidad no vendría mal
La identidad de género no es una frivolidad

Las leyes anti LGTBIfobia y la transexualidad: un poco de racionalidad no vendría mal

La leyes anti LGTBIfobia y la insensatez del ser humano nos invade. Sólo pido un poco de racionalidad

Joaquín Díaz Atienza

Hay peligros en la aplicación de  esas leyes anti-LGTBIfobícas que obligan a un replanteamiento en lo que se refiere a la identidad de género. En concreto, a la transexualidad o disforia de género. En algunos post anteriores he intentado exponer cuales son las razones científicas en las que sostengo mis opiniones.

DSM 5: Disforia de género. Mitos y realidades. Ideología y ciencia

Nunca me preocupó esta temática como profesional de la psiquiatría infantil, entre otras cosas porque sólo tuve que enfrentarme a situaciones de orientación sexual y en estos casos, a pesar de considerarme católico, profesionalmente siempre he respetado cualquier orientación sexual. Incluso, en más de una ocasión he tenido que enfrentarme a padres que no admitían la orientación homosexual de su hijo  y en las que, obviamente, mi posición se alineaba con el adolescente.

Mi interés por esta temática se debe a un caso de transexualidad en donde el púber sufría profundamente su situación y sobre la que la madre impedía ayudar a su hijo. Siempre me he posicionado a favor del más vulnerable – los niños y adolescentes- frente a algunas intervenciones absolutamente disfuncionales e irracionales de algunos padres. El caso que despertó mi interés científico por la transexualidad es el motivo de este post y el porqué pido un poco de racionalidad en cómo se está abordado este asunto desde la ideología de género y las leyes que se vienen promulgando en las Comunidades Autónomas. Con la finalidad de que no se pueda identificar al paciente, altero algunos datos sociodemográficos. El contenido “clínico” es real.

Creo que ha llegado el momento de introducir un poco de sensatez en este tema, aunque sólo sea por ayudar al que nos necesita.

CASO CLÍNICO

 Ante los graves problemas emocionales y conductuales que está presentando un adolecente de 13 años transexual y en tratamiento hormonal para impedir el desarrollo puberal y pensando en una posterior intervención quirúrgica de reasignación de sexo, consulta en un dispositivo de salud mental para evaluación y tratamiento de su cuadro psicopatológico.

El paciente se pone en tratamiento psicoterapéutico, no por su transexualidad, sino por los problemas emocionales que presenta. En la apertura de la historia clínica se explicita que el paciente está en tratamiento hormonal, el psicoterapeuta, psicólogo, consulta con psiquiatría con la finalidad de que le informe de si la semiología conductual y emocional que presenta se pudiera deber al tratamiento hormonal y que, según la madre, lo siguen regularmente en el servicio de endocrinología a donde fue derivado por el equipo provincial encargado de esta problemática de identidad de género. Era evidente que los síntomas eran más graves que los que pueden esperarse del tratamiento.

El paciente no mejora a pesar de acudir a psicoterapia semanalmente Se realiza una anamnesis del caso. Y los profesionales se encuentran con la siguientes situación:

– La madre, actualmente separada de su marido, experimenta un “cambio de orientación sexual” manteniendo una relación bastante inestable con otra mujer.

– Siempre había deseado tener una hija, por lo que en un momento dado, decide que su hijo podría serlo. Se inicia un atroz lavado de cerebro en el hijo que, finalmente, da lugar a que el hijo se decida por los deseos de la madre. Se consulta en el equipo de referencia para toda Andalucía ubicado en Málaga. Tras varias entrevistas y las valoraciones correspondientes, los profesionales del centro deciden que su hijo no cumple los criterios necesarios para someterse a un tratamiento hormonal. No estando clara la transexualidad.

La madre del paciente oculta esta información, así como el hecho de esta valoración, y se va a otra provincia andaluza en donde un médico transexual que colabora con una asociación  decide lo contrario. Con el informe que da este profesional, y ocultando el anterior informe del centro andaluz de referencia, se presenta a los profesionales encargados de la identidad de género en su provincia a los que engaña. Estos deciden enviarlo a endocrinologísa, tal como indica el informe de este último profesional y se inicia el tratamiento.

Ahora nos encontramos con un púber que sufre emocionalmente – al borde del suicido- una decisión no tomada por él con la suficiente madurez para hacerlo, sino por una madre mentirosa, necesitada de una hija, psiquiátricamente enferma y con unos deseos de venganza inauditos para fastidiar a su ex-marido.

¿Quién es la víctima?, ¿quién es el verdugo?, ¿Dónde está la obligación de la administración y de los políticos encargados de la protección a la infancia?. ¿Dónde está la razón, dónde la sensatez?.

Esta situación tan repugnante fue la causa de que yo me interesara por un tema que apenas conocía. Ahora, lo digo bien alto, no pararé en defender a la infancia contra las modas, lo políticamente correcto, las imposiciones ideológicas. Aunque me acusen de algo que no soy, ni siento: transfobia.    

3,783 total views, 1 views today

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

Adiós Charlie Gard. Desde el Cielo verás hasta qué extremo has sido utilizado

Los hombres no somos compasivos, sino perros salvajes que defienden su territorio a cualquier precio, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies