INICIO / TEMAS DE POLÍTICA, SOCIOLOGÍA Y RELIGIÓN / Pedro Sánchez y Pablo Iglesias los Don Julianes de España con respecto a Cataluña
Pedro Sánches y Pablo Iglesias traicionan a la España Solidaria

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias los Don Julianes de España con respecto a Cataluña

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias olvidan que Andalucía no está por perder derechos en un federalismo asimétrico que significa volver al Art. 143

Estamos asistiendo a un golpe de Estado en Cataluña con una cierta pasividad por parte del Gobierno, volcado exclusivamente en el cumplimiento de la ley en un situación en donde de forma reiterada los independentistas se la han saltado a la torera, no ahora, sino desde siempre.

Frente a un gobierno prácticamente aletargado, si tenemos en cuenta la gravedad de la situación, la oposición española (?) al gobierno, léase, PSOE y Podemos, se han dedicado a defender sin tapujos, por acción u omisión, a los que incumplen la Constitución, en una actitud de absoluta irresponsabilidad institucional y olvidando que nos representan a todos los ciudadanos y no solo a los catalanes independentistas. Han dejado a su suerte a los catalanes que se sienten españoles y empoderado a los que quieren romper España. Incluso, como el Don Julián ceutí hizo con los árabes, nos han abandonado al resto de los españoles y colocado en manos de los independentistas.

Han dejado a su suerte a los catalanes que se sienten españoles y empoderado a los que quieren romper España.

Ya tengo una edad y recuerdo como en 1977, cuando el Sr. Adolfo Suárez decidió que Andalucía no accedería a la autonomía por el Art. 151, sino por el 143, lo que suponía ser una Comunidad Autónoma de segunda categoría con respecto a Galicia, Vascongadas y Cataluña, salimos cerca de dos millones de andaluces a las calles el 4 de diciembre pidiendo los mismos derechos que las autonomías del 151, llamadas nacionalidades históricas, se pagó el precio de un mártir, José Manuel García Caparrós, al que los políticos posteriores, de forma ruin, han querido olvidar, cuando se debería haber institucionalizado su figura como la de Blas Infante. Dos mártires por una Andalucía libre y solidaria. Si Blas Infante fue fusilado por los franquistas de la Guerra Civil, José Manuel fue fusilado por los estertores del franquismo.

Ahora, el Señor Pedro Sánchez nos habla de plurinacionalidad, de federalismos asimétricos, de desigualdades en el territorio nacional. Nos invita a los andaluces a que volvamos, en la práctica,  “al Artículo 143”, a la desigualdad entre territorios y entre españoles. Como hizo Don Julián en Ceuta con los árabes, nos ha vendido a los catalanes independentistas, se ha olvidado de la igualdad de los españoles ante la ley, para dar unos privilegios a ciertas autonomías que, en la práctica, los han tenido siempre. O sufre de un síndrome de Estocolmo, creyéndose el victimismo que alegan los independentistas, o simplemente estamos ante un narcisismo patológico cegado por el poder.

Pedro Sánchez es usted la peor desgracia que le ha sucedido a este país. No lo es tanto Pablo Iglesias, porque ha llegado a su tope político, pero usted representa la alterativa de gobierno para España y usted se empeña de serlo para los catalanes y los vascos, dejándonos a los otros territorios como cautivos, como señoríos,  feudos de las autonomías privilegiadas.

En memoria de los que lucharon en Andalucía por la igualdad entre territorios, por la solidaridad (y no por la independencia, como afirmó el ignorante de Pablo Iglesias), por los que dieron su vida por ello, los andaluces, que somos españoles con orgullo, no se lo vamos a permitir fácilmente.

2,148 total views, 39 views today

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

La Pontificia Academia para la Vida: algunas decisiones polémicas

Enroscarse en los propios principios no contribuye al conocimiento de la Verdad, sino a quedarnos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies