INICIO / TEMAS DE POLÍTICA, SOCIOLOGÍA Y RELIGIÓN / Vea a estos jóvenes cristianos golear al nacionalismo
independencia de Cataluña y religión

Vea a estos jóvenes cristianos golear al nacionalismo

8 de septiembre. Cristians per la independència de la ANC anuncia una oración por “la defensa de nuestros derechos como pueblo”. Ya se sabe: para el nacionalismo, todo -también la religión- se tiene que poner bajo la nació. En el cartel, bandera catalana, foto de la iglesia de Pompeya y una parrafada explicando que eso va de política.

Acuden dos centenares de personas, que piden “coraje para todas las personas que son víctimas de la intolerancia del Estado Español”. El altar está vacío; a sus pies, una bandera catalana, un triángulo azul, una estrella blanca.  Dice la Asociación Catalana de Vexilología que “se trata de una enseña de clara significación revolucionaria (…) el triángulo ha de ser equilátero (…) tiene los tres lados iguales, es un símbolo masónico”, que como todo el mundo sabe es un club obsesionado en combatir el cristianismo.  Los separatistas “cristianos” también han depositado una papeleta de voto, porque al cabo de dos días llevarán a niños y viejos a los buticoles para hacerse fotos con la policía. Todos están serios, aparentan más de 50 años y predominan los ancianos y las yayas. El único cuarentón es el sujeto que les dirige un mitin separatista junto al idolete que preside el culto.

Los dos carteles de la convocatoria

30 de septiembre. Un grupo de jóvenes de Schola Cordis Iesu convoca una “hora santa” para “rezar por Cataluña”. En el cartel, la Virgen de Montserrat, las dos banderas catalanas (la catalana y la española) y unos versos del Virolai de Verdaguer a la Madre de Dios: “Dels catalans sempre sereu Princesa, dels espanyols estrella d’Orient”. (de los catalanes siempre seréis princesa, de los españoles estrella de Oriente)

Acuden 300 personas a la iglesia de los Ángeles, que se desparraman también por las naves laterales y en el coro superior. Sobre el altar, desalojado de lo demás, está Jesucristo sacramentado. El joven sacerdote medita un instante en voz alta sobre la necesidad de dejar entrar a Cristo en nuestras vidas, alentando a iluminar lo terreno elevando la mirada a Dios. La gente se arrodilla en silencio. Un bebé llora, varios niños corretean por la iglesia, docenas de jóvenes rezan.

Un buen resumen del estado del cristianismo en Cataluña. Por un lado, lo que muere: cristianos avejentados que adoran un ídolo, resto de la capuchinada, caspa kumbayá y descarte del volembisbescatalans (queremos obispos catalanes); pobre gente que ha cambiado a Cristo por la nació excluyente e idolátrica. Delante de ellos van los curas separatistas como Novell o los 400 juramentados del prusés (vea la lista y huya); detrás de ellos no viene nadie. 

Por otro lado, lo que vive: cristianos normales que adoran a Cristo, familias, jóvenes, viejos y maduros, abiertos, integradores, de los que miran arriba mientras se esfuerzan abajo, que huyen de becerracos ideológicos y que tienen muy claras las palabras de Santo Tomás de Aquino sobre la misión de los dirigentes políticos: “el bien y la salud de un pueblo consisten en la conservación de su unidad, unidad que recibe el nombre de paz, alejada la cual desaparece la utilidad de la vida social”. Delante de ellos van el 80% de los curas catalanes, anónimos e incansables; detrás de ellos vienen sus hijos y sus nietos, y los que quieren hacerse mejores para mejorar el mundo.

*Escrito publicado en la web “Dolça Catalunya”, el 24 de octubre de 2017.

2,400 total views, 51 views today

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

El padre Custodio Ballester es una excusa: el objetivo es la Iglesia Católica

Estamos ante el totalitarismo de lo políticamente correcto, dirigido por los partidos políticos y otros …

La pedofilia, la pederastia, el clero y la Iglesia Católica.

Cuando lo que realmente importa es destruir a la Iglesia, lo fundamental es la instrumentalización …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies