INICIO / TEMAS DE EDUCACIÓN y CASOS CLÍNICOS / Cómo conocer las fuentes de la conducta y emociones de nuestros hijos
Bases generales de la conducta infatil

Cómo conocer las fuentes de la conducta y emociones de nuestros hijos

Primer Taller en el Grupo de Padres y Madres de la Asociación Jóvenes Solidarios los Millares

Joaquín Díaz Atienza

Hoy, 10 de noviembre, hemos comenzado con una de las actividades en JSM, en concreto con el Grupo de Padres y Madres.

En este  primer taller se han expuesto los fundamentos psicosociales que explican la conducta de nuestros hijos e hijas  y hemos deliberado sobre cómo abordar con éxito las dificultades que puedan surgir a lo largo del desarrollo.

Hemos querido conocer  la influencia que sobre la conducta y las emociones de nuestros hijos ejercen la familia, el temperamento, los factores sociales, escolares, así como los diferentes acontecimientos vitales a los que están sometidos de forma inexorable.

Conducta infantojuvenil  y familia

  • Lo primero que hemos abordado es la gran variedad de situaciones familiares que se dan en este momento en nuestra sociedad (tradicional, monoparentales en su diversas formas, homoparentales, adoptivas, de acogida y reconstituidas) y en qué medida cada una de estas situaciones exigen de los hijos procesos adaptativos singulares y de los padres dar respuestas apropiadas a los interrogantes que los hijos e hijas les va formulando en cada etapa de su desarrollo.
  • A continuación, se ha deliberado sobre las influencias que sobre nuestros hijos puedan ejercer el temperamento y la personalidad de los padres, la presencia de algún trastorno psiquiátrico en alguna de las figuras parentales, la armonía/desarmonía en el ambiente familiar, la comunicación intrafamiliar y los acuerdos/desacuerdos entre los padres a la hora de aplicar las pautas educativas . Finalmente, hemos hablado sobre la influencia que los abuelos, los/as cuidadoras puedan ejercer sobre la educación y conducta de nuestros hijos/as.

Conducta, emoción y temperamento

  • Aquí se describieron las distintas características temperamentales descritas por Chess y Thomas (nivel de actividad, ritmicidad, aproximación/alejamiento, adaptabilidad, umbral de respuesta, intensidad de las reacciones, calidad del estado de ánimo, distracción y la calidad de atención y persistencia) y cómo, dependiendo de ellas, nuestros hijos e hijas van presentar determinadas dificultades en su desarrollo conductual, social y emocional. Igualmente, se deliberó sobre el conocimiento que los padres  deben adquirir sobre sus propias formas de ser para no colisionar negativamente con las de sus hijos.
  • A continuación, se explicaron y analizaron cómo podemos interactuar positivamente y la forma en cómo la sociabilidad, el aprendizaje social y la adaptabilidad escolar pueden verse favorecidas o alteradas en base al temperamento.
  • Finalmente, se planteó la importancia de una buena sociabilidad y cómo evitar que sea aversiva en base a las dificultades temperamentales.

Acontecimientos vitales  y conducta.

  • Se definió lo que son acontecimientos vitales, su gran variedad y la importancia que adquieren en la conducta y la emoción. Se insistió en que, ante un cambio brusco en el estado de ánimo o conductual de nuestros hijos, es lo primero que debemos considerar.
  • Igualmente, se planteó que la repercusión psicológica de los acontecimientos vitales  es muy diferente en cada niño/a, así como la importancia que adquiere la edad y el sexo en cuanto a la afectación que puedan producir.
  • Los padres deben tener presente que los acontecimientos vitales pueden ser familiares (divorcio, enfermedad, paro, discusiones..), escolares (bajo rendimiento, cambio de profesor, acoso escolar…) y sociales (ausencia definitiva de algún amigo, rechazo por parte de algún compañero…).
  • Finalmente, se dieron indicaciones a los padres sobre la necesidad de apoyar a sus hijos en situaciones de estrés y no minimizar la importancia de algunos acontecimientos vitales en base a nuestros criterios personales. Algo que para los adultos puede carecer de importancia, en nuestros hijos e hijas puede ser un verdadero drama.

En el próximo taller se abordará el cómo los padres pueden mejorar los problemas conductuales que a lo largo del desarrollo puedan presentar sus hijos.

Será el día 24 de noviembre a la 20,00 horas. (véase, agenda)

 

1,111 total views, 104 views today

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

La sexualidad ha muerto, ¡Viva la genitalidad!. Sin barreras de edad, de sexo, de especie, de filiación

Padres e hijas, madres e hijos, padres con hijos, madres con hijas, viejos con niñas …

Grupo de Padres: Relación de apego y desarrollo socioemocional en la infancia

Desde mi nacimiento, me encontré seguro y mis padres supieron, a pesar de mis miedos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies