TDAH, DIAGNÓSTICO, FAMILIAS, PROFESIONALES Y TRATAMIENTO

Impactos: 11

Dr. Joaquín Díaz Atienza

Una gran parte de los profesionales, psicólogos, neuropediatras, psiquiatras infantiles y otros, basan el diagnóstico del TDAH en los resultados obtenidos a través de los cuestionarios habituales. Si la puntuación excede el punto de corte estipulado, no suele andarse con dudas: estamos ante un TDAH y, automáticamente, se le indica como tratamiento el metilfenidato, así como la orientación a los padres y al colegio.

Sin embargo, el diagnóstico no es tan fácil. Los cuestionarios está sometidos a varios sesgos que debemos tener presentes antes de emitir de forma definitiva la confirmación diagnóstica:

  1. Tanto los padres como los profesores son personas con sus propias características temperamentales y de personalidad. Por tanto, su capacidad de tolerancia ante determinadas conductas disruptivas es muy variable. No es raro encontrarnos como hay padres que puntúan significativamente en los referidos cuestionarios, mientras que los profesores no observan el problema, o al revés. ¿Qué hacer antes ésto?. Es obligado que los síntomas se den no sólo en casa, sino también en el colegio.

  2. Bastantes de los síntomas recogidos en los cuestionarios son comunes con otros trastornospaidopsiquiátricos: depresión, manía, trastorno obsesivo-compulsivo, hipomanía, problemas relacionados con el apego etc.. Por tanto, si nos atenemos sólo a las puntuaciones podemos equivocarnos en el diagnóstico con la consiguiente equivocación en el tratamiento.

Las familias oyen, y leen, sobre el TDAH y observan que bastantes síntomas de este trastorno lo presenta su hijo/a y recurren ante el profesional con la “idea preconcebida” y esperando que un diagnóstico les aclare definitivamente el por qué de los problemas de su hijo. No es extraño que antes incluso de realizar la historia clínica ya se nos hable de la posibilidad de que su hijo/a lo padezca.

Los profesionales disponen, la mayoría de las veces, sólo de los cuestionarios como instrumento de evaluación y se dejan llevar por los resultados, entre otras razones por la falta de tiempo para entrar en una evaluación más exhaustiva. Al mismo tiempo, estamos expuesto al bombardeo mediático y del marketing de la industria farmacéutica, generando una facilitación del diagnóstico TDAH.

También sabemos que los psicoestimulantes producirán mejorías no sólo en los niños correctamente diagnosticados de TDAH, sino que cualquier persona que los tome percibirá mejorías en la concentración. Por tanto, los resultados no son exclusivos del TDAH, sino en la inmensa mayoría de las personas: es de todos conocido la toma de estimulantes pro los estudiantes para mejorar el rendimiento (uso indebido de los estimulantes).

Por tanto, se impone la sensatez: una exhaustiva valoración clínica realizada por profesionales especializados (¡Ojo, que salen “especialistas” hasta debajo de las piedras). Para ello, es necesario reunir no sólo la información que proporcionan los cuestionarios habituales, sino también la de otros instrumentos de evaluación, especialmente neuropsicológicos. No olvidemos que el TDAH es un trastorno paidopsiquiátrico de etiología neurobiológica con marcadores neuropsicológicos bastante precisos, aún más que los conductuales.

Así podríamos evitar que algunos padres se enfaden con el médico cuando éste se niega a prescribir el “medicamento” que le han prescrito al hijo e su vecina y… que le va muy bien. Creo que se debería imponer un poco de cordura.

JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Diplomado en Metodología de Investigación y Epidemiología (EASP- U. de Granada)

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Diplomado en Metodología de Investigación y Epidemiología (EASP- U. de Granada)

Check Also

La agresión impulsiva, la impulsividad agresiva y el TDAH. Conceptos clínicos antiguos con una interpretación nueva

Impactos: 22 obténgalo en PDF Ni la agresión impulsiva ni la impulsividad agresiva forman parte …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

y Politica de Privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies