Los pederastas, tanto heterosexuales como homosexuales, campan por las redes sociales

INICIO / BIOÉTICA CLÍNICA Y SOCIAL / Los pederastas, tanto heterosexuales como homosexuales, campan por las redes sociales
Pedesta heterosexual mexicano

Los pederastas, tanto heterosexuales como homosexuales, campan por las redes sociales

La infancia está expuesta a un riesgo cada vez mayor frente a los pederastas en las redes sociales debido a una educación “eroticofílica”.

Los políticos, la justicia, los docentes,  y los padres deben ser más proactivos frente a un peligro real absolutamente infravalorado.

Sin embargo, no nos hagamos ilusiones. Todo el mundo se muestra escandalizado en petit comité. Por el contrario, ante el gran público se mantiene un silencio cómplice, o nos mostramos en el discurso de lo políticamente correcto, en el momento que deseamos entrar en las condiciones educativas y políticas que “vulnerabilizan” cada vez más a la infancia.

Puedo dar la impresión de ser un “conspiranoico”, de mantener posiciones extremadamente puritanas o  ser un integrista religioso. Sin embargo, no me veo reflejado en ninguna de esas calificaciones. Me limito a denunciar públicamente  lo que veo y  en el convencimiento de que se está gestando un auténtico atentado a la integridad emocional y psicosexual de la infancia en nombre de sus derechos fundamentales, aunque la realidad es beneficiar a unos desaprensivos que lo único que les importa es satisfacer sus deseos sexuales a cualquier precio.

Este sábado tuvimos cinefórum con los adolescentes de Jóvenes Solidarios los Millares. Se proyectó la conocida película Trust en donde un profesor de matemáticas con conocimientos en informática abusa sexualmente de una menor de 14 años recién cumplidos. Estamos en 2010.  Se centra en una violación equiparada de tipo heterosexual.  Hoy, siete años después, seguimos y con mayor intensidad. Su final no fué tan feliz como lo sucedido con la última detención de un pederasta homosexual por parte de la Guardia Civil que estaba a punto de consumar la violación con un niño malagueño 12 años. Son las Redes Sociales y la manipulación de unos desaprensivos dispuestos a destrozar el futuro psicológico de los niños y niñas con tal de satisfacer su “orientación sexual”. Porque, la pedofilia, como el bestialismo, como la homosexualidad, la heterosexualidad, la bisexualidad o cualquier otra inclinación sexual, son manifestaciones  de orientación sexual absolutamente reconocidas en el paradigma de la ideología de género, esa misma ideología que ya ha penetrado profundamente en nuestra cultura con el beneplácito de todas las fuerzas políticas.

Alguien dirá que esto no es exactamente así, ya que la pederastia aún sigue perseguida y que hacia ella existe un amplio rechazo social. Y es cierto, aunque no se durante cuánto tiempo se mantendrá.

¿De dónde surge esta sospecha/denuncia?

Es obligada la educación sexual en las escuelas y sobre ella no tendría nada que objetar si no fuera porque bajo este nombre se ocultan determinados planteamientos pansexualistas que remiten a un posicionamiento ideológico concreto no sustentado en la evidencia científica que aporta la psicología evolutiva.

Se habla de la sexualidad infantil como derecho universal y, por lo tanto, colocada al mismo nivel que las necesidades básica de la infancia. El niño y la niña tiene el  derecho a expresar su sexualidad como ellos considere oportuno y los padres no pueden ejercer interferencia, ya que supondría un atentado contra esos derechos universales.

En la materialización de la sexualidad infantil solo se pone como impedimento o facilitador el consentimiento por parte del menor, así como su autonomía. No atenernos a estos principios bioéticos supone ir contra el “el beneficio del interés superior del niño”.  Para que este derecho universal pueda respetarse hay que “realizar una transformación cultural en la forma de concebir la infancia, la sexualidad y la relación entre padres e hijos” que los autores consideran excesivamente paternalistas.

Posteriormente, consideran que la información a los niños es suficiente para que puedan hacer frente a los riesgos, sin entrar en las capacidades del niño para anticipar riesgos y consecuencias, aspectos ligados a la maduración de las funciones ejecutivas, competencias que solo se alcanzan plenamente en la adolescencia media (a partir de los 16 años).

Los predicadores de esta nueva religión pansexualista se limitan a difundir la necesidad de que a los niños y niñas hay que reconocerles sus necesidades (¿qué necesidades, las de los pedófilos (pederastia),  las nuestras (incesto) o las de los niños y niñas?). Ellos se limitan a manipular el lenguaje con unas sentencias atractivas, aunque ambiguas,  que, en el fondo, anuncian un atropello a la inocencia de la infancia, sí, la inocencia de la infancia, algo que pretenden eliminar del vocabulario referido a esta etapa del desarrollo.

Aquí tienen una de las afirmaciones referidas:

 Sólo de este modo podremos educar a nuestros niños y niñas en una actitud “erotifílica” que les permita desarrollarse al máximo como personas y, al mismo tiempo, disponer de estrategias y recursos para protegerse de ciertos riesgos y abusos”.

¿Hasta dónde nos lleva el “respeto a la libertad sexual de niños y niñas” y a una “educación “erotifílica”?. Esta educación, a donde nos llevará  será a crear un terreno favorable para que determinados adultos, basándose en el consentimiento del menor, puedan llevar a cabo su parafilia porque, para mí, la pedofilia no es un tipo de orientación sexual, sino un trastorno que ponen en peligro a nuestros hijos e hijas.

 

2,786 total views, 1 views today

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

La lujuria en la Iglesia, la pederastia y la Ley del Silencio

obténgalo en PDF La Iglesia o reacciona ante tanto pederasta que alberga en su seno, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree - Estoy de acuerdo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

y Politica de Privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies