La asignatura de religión fuera de la escuela: una gran oportunidad

INICIO / BIOÉTICA CLÍNICA Y SOCIAL / La asignatura de religión fuera de la escuela: una gran oportunidad
Sra. Ministra, no quiero medias tintas. Religión sí o religión no

La asignatura de religión fuera de la escuela: una gran oportunidad

Que se pretenda excluir a la asignatura de religión de la escuela pública no debe preocuparnos, ya que puede suponer la gran oportunidad de volver a enseñar la doctrina católica sin compromisos con con los que quieren expulsarnos

“Anuncio que la religión no será computable con efectos académicos”, ha dicho Isabel  Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional,. Sin embargo, el Tribunal Constitucional ha avalado en varias sentencias que el principio de aconfesionalidad conlleva  “una garantía prestacional respecto al ejercicio del derecho a la libertad religiosa, del que gozan tanto los individuos como las iglesias y confesiones”.

Inmediatamente se han desencadenado reacciones a favor y en contra sobre la medida anunciada por la ministra. Los estamentos que la defiende se apoyan en la aconfesionalidad (lo que promulga nuestra Constitución) o bien en la laicidad que exigen gran parte de los partidos políticos del arco parlamentario. Por el contrario, critican la medida la Conferencia Episcopal Española y la CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos). En definitiva, cada cual defiende sus propios intereses, como es absolutamente normal en una sociedad plural y con intereses distintos.

Tal como está llevándose en la práctica la confesionalidad en los colegios católicos concertados, he pasado de defender la religión en los colegios a, prácticamente, pensar que se debería ir aún más lejos de la propuesta ministerial. Creo que ha llegado el momento de que la Iglesia no debe estar sometida a unos requerimientos por parte del Estado que no solamente está hipotecando la confesionalidad, sino que incluso la perjudica.

He querido ver como se legisla en Francia1, país paradigmático en cuanto a la laicidad del Estado y con una sociedad aún más plural que la española, respecto a la enseñanza religiosa. En eso consistirá este post.

¿Cómo se ha resuelto en Francia?

En Francia el Estado garantiza por ley una educación pública, obligatoria, laica y gratuita en todos los niveles. Entre sus principios fundamentales se contempla la neutralidad ideológica y de laicidad. Hace especial énfasis en la neutralidad respecto a hecho religioso. Por tanto, ni existe asignatura de religión, ninguna religión, y está prohibido el proselitismo en el ámbito escolar por parte de los profesores.

A partir de 2013 se ha elaborado una “Carta de Laicidad” (Circular Nº 2013-144) que debe estar expuesta en todos los establecimientos escolares públicos de forma visible. En los centros escolares públicos se considera a todas la creencias religiosas en un plano de igualdad.

Enseñanza concertada y privada

En Francia sucede algo que puede ser equiparable a España. aunque con mayor libertad y respeto a la libertad de conciencia y creencia.

Los centros privados, confesionales o no, acogen al 17% de los alumnos de primaria y secundaria. La ley 442-1 de la Ley de Educación es la que establece las relaciones entre el Estado y la enseñanza privada. Cualquier centro privado, a partir de los cinco años de actividad, puede acogerse a un concierto con el Estado para lo que debe comprometerse por ley a una serie de exigencias: No puede excluir alumnos por razones de procedencia, de opinión, o creencia y aplicar los programas docentes con arreglo a la normativa vigente en la enseñanza pública. El Estado paga a los profesores y la institución privada los gastos de mantenimiento. La inmensa mayoría son centros de confesión católica, aunque también los hay musulmanes, judíos, protestantes y de otras creencias. Los centros concertados puede organizar enseñanzas religiosas, aunque fuera del programa concertado con el Estado.

En Francia puede existir, aproximadamente, unos 300 centros de enseñanza privada. Son totalmente libres a la hora de elaborar su programa de enseñanza. El Estado solo controla las titulaciones requeridas para ser profesor, el respecto a la moral pública, salubridad y aspectos de seguridad.

Asignatura sobre Moral y educación cívica.

Los contenidos de la asignatura de moral cívica, se limitan a enseñar valores universales como la dignidad, la igualdad, la laicidad, el espíritu de justicia, el respeto a la persona, la igualdad entre hombres y mujeres, la tolerancia y la ausencia de cualquier tipo de discriminación.

La enseñanza religiosa

Aunque ningún centro público puede impartir enseñanza religiosa, sin embargo garantiza que los alumnos puedan recibir instrucción religiosa destinando una jornada (aparte del domingo) para que pueda realizarse, aunque fuera del centro escolar y del horario lectivo. Si existe un número importante de padres de alumnos que lo demandan pueden realizarse en los cetros escolares públicos.

En mi humilde opinión creo que la Iglesia Católica debería ir acomodándose a la pluralidad de la sociedad actual, muy lejos del sentimiento de cristiandad existente en Europa en el siglo pasado y anterior. De lo contrario, se perdería la libertad de enseñar nuestras creencias religiosas en su total autenticidad a cambio de las exigencias de un Estado cada vez más laico, incluso beligerante con cualquier creencia y, especialmente, con la religión católica.

Como dice el evangelio del próximo domingo (15/07/2018), en donde no nos reciban, sacudámonos las sandalias y prosigamos nuestro camino predicando a quien lo desee o le interese.

682 total views, 120 views today

Footnotes

  1. Ecole et religion en France

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

Check Also

Anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y riesgo de suicidio

obténgalo en PDF El riesgo de suicidio en pacientes con trastornos alimentarios es alto, siendo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree - Estoy de acuerdo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

y Politica de Privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies