La pandemia del covid-19, la persecución religiosa y las cucarachas fascistas

INICIO / BIOÉTICA CLÍNICA Y SOCIAL / La pandemia del covid-19, la persecución religiosa y las cucarachas fascistas

La pandemia del covid-19, la persecución religiosa y las cucarachas fascistas

Spread the love

Los asuntos de creencias suelen ser bastante peliagudos. La historia está sembrada de muertos por asuntos de fe, sea religiosa o de ideología política. Por ello, los gobernantes debe ser especialmente cuidadosos a la hora de establecer normas relativas al ejercicio de la libertad, sea religiosa o civil, en situaciones de crisis socio-sanitarias como las que estamos sufriendo en la actualidad con el Covid-19.

El hombre de fe religiosa depositará en sus creencias la esperanza en el cambio y tenderá a realizar cuantas acciones de culto considere necesarias para modificar la situación socio-sanitaria, indistintamente de que la considere una acción divina, o no. Para el que no tenga fe, cualquier culto religioso no dejará de ser  un acto mágico sin explicación racional y propio de  tiempos pre-científicos. En tanto que los primeros creen que Dios escuchará sus plegarias, los segundos, no solo no lo piensan así, sino que  incluso pueden considerarla una acción peligrosa que podría agravar el estado de salud comunitario si se realizan en grupo.

Por supuesto, existe un tercer grupo de personas que podríamos definir como intolerantes y totalitarias, que no soportan la pluralidad ni religiosa ni política. Este grupo de ciudadanos actúan como comisarios políticos, como chivatos. Son ciudadanos que nunca los encontrarás en acciones solidarias, pero sí denunciando todo aquello que ellos no consideren correcto o que les perjudique. Son las cucarachas fascistas, travestidos de demócratas y justicieros.  Afectan a la convivencia con mayor letalidad que el propio coronavirus. Son los que “ni viven ni dejan vivir”. Resuman amargura y resentimiento. Sor los eternos fracasados sociales que no admiten ser ellos el principal motivo de su propio fracaso.

Cucarachas fascistas y persecución religiosa

Las cucarachas fascistas no solo actúan contra cualquier iniciativa religiosa, sino también contra cualquier ciudadano o grupo de ciudadanos que ellos consideren un peligro. Son la expresión máxima del egoísmo.  Pueden ser esos vecinos que dejan notas a la trabajadora de un área comercial por considerarla un factor de riesgo; puede ser ese vecino que  pinta tu coche con un mensaje en donde te llaman “rata contagiosa” porque atiendes médicamente a pacientes con coronavirus.

Estas cucarachas se encuentran entre los policías, entre los sanitarios, entre los creyentes, entre los ateos, entre los políticos… en cualquier grupo humano. No los define el colectivo y por tanto tampoco ellos definen al colectivo. En situaciones como la que estamos viviendo con la pandemia, suelen ponerse la botas ya que intentan ser policías sin serlo; médicos preventivistas sin serlo; jueces sin serlo. No son conscientes de que solo son cucarachas.

Son estas cucarachas las que denuncian a la policía si un grupo de religiosos celebran una misa en la terraza del domicilio donde conviven. Porque no denuncian el que estén juntos, ya que es su domicilio habitual, sino el que digan misa. A estas cucarachas les molesta el que alguien sea católico y quiere arrebatarle el derecho de manifestarlo públicamente. Son cucarachas fascistas.

Son estas cucarachas las que denuncian que veinte personas se reúnan en Viernes Santo en la Catedral de Granada, guardando todas las medidas de protección recomendadas por las autoridades. Y como son cucarachas, después difunden la fake new de que el arzobispo reivindica las UCI solo  para los cristianos contagiados.

Son las mismas cucarachas de Valladolid, de Cádiz, de Murcia, de Madrid. Sin embargo, hay algo que me preocupa. No encuentro explicación de que la policía mienta en su comunicado. No incumplieron la ley, ni en Granada, ni en Sevilla. ¿Entonces por qué interrumpen un acto religioso simplemente por el chivateo de una cucaracha fascista?.  

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Diplomado en Metodología de Investigación y Epidemiología (EASP- U. de Granada)

Check Also

La iglesia en esta pandemia debe estar en la vanguardia de la solidaridad

Spread the love obténgalo en PDF Los cristianos y los sacerdotes no pueden actuar como …

Un comentario

  1. …gracias, recuperado compañero de sotanas infantiles, por permitirme acceder a tu página que a buen seguro me va a proporcionar informaciones (y formaciones…) a las que no me es fácil acceder…
    Salud y un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree - Estoy de acuerdo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

y Politica de Privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies