Psicopatología de la conciencia (I/III). - El Tábano de Andalucía: Infancia, adolescencia y familia

INICIO / Introducción psicopatología / Psicopatología de la conciencia (I/III).
La conciencia es una función cerebral global

Psicopatología de la conciencia (I/III).

Spread the love

I) Trastornos cuantitativos

El estudio de las alteraciones de conciencia ha experimentado a lo largo del tiempo, cambios importantes, dando lugar a variadas clasificaciones.

La que expongo a continuación es una más. Creo que lo más importante es que sepamos a qué responde clínicamente cada uno de los conceptos que se recogen en ella.

Clásicamente, los trastornos de la conciencia, dependiendo de la clínica, se podrían subdividir en:

  • Trastornos cuantitativos de la conciencia.
    • Obnubilación.
    • Embotamiento.
    • somnolencia.
    • Sopor/estupor.
    • Coma.
    • Hipervigilacia o hiperfrenia y estados místicos.
  • Trastornos  cualitativos de la conciencia.
    • Estados deliriosos.
    • Estados crepusculares.
    • Embriaguez patológica.
    • Estado confusional
    • Delirium
    • Terrores nocturnos y sonambulismo.
    • Estados crepusculares psicógenos, fuga psicógena y estado disociativo.
    • Personalidad múltiple
    • Desorientación (auto y alopsíquica )
    • Estado asténico/apático.
  • Alteraciones parciales de la conciencia.
    • Despersonalización.
    • Desrealización.
    • Alteración de la conciencia corporal:
      • Anosognosia.
      • Astereognosia.
      • Prosopagnosia.
      • Miembro fantasma.

Definición de los diferentes conceptos clínicos:

Obnubilación: Ligero debilitamiento de la conciencia. El individuo reacciona solo ante estímulos de mayor intensidad de lo habitual. Dificultad de concentración, lentitud ideatoria, labilidad atencional y fatigabilidad.

Embotamiento: La alteración es más profunda. Se necesitan estímulos más fuertes. La percepción está comprometida. Los actos voluntarios se encuentran reducidos.

Somnolencia: El sujeto muestra un estado con tendencia muy marcada a una situación hípnica. Se necesitan estímulos constantes y fuertes. Puede haber episodios de excitabilidad e irritabilidad

Sopor/estupor: La alerta solo se consigue durante cortos periodos de tiempo y mediante estímulos muy intensos. Está considerado como la situación de conciencia inmediatamente anterior al coma. Clásicamente se distinguía entre el estupor psicógeno – presente en patologías psiquiátricas- y el estupor orgánico– presente en patologías neurológicas. El estupor psicógeno, podía ser, a su vez, histérico o catatónico.

Coma: Suspensión global de la conciencia

Hipervigilancia/hiperfrenia/éxtasis: Se caracteriza por un incremento del nivel de vigilancia o claridad de conciencia, normalmente acompañada de un incremento de la distraibilidad. Suele presentarse con el consumo de algunas drogas y en estados maníacos. Algunos autores incluyen los éxtasis como estados de hipervigilancia y se caracterizan por la inmovilidad, expresión beatífica o de alegría e inaccesibilidad sensorial.

ACERCA DE JOAQUIN DIAZ ATIENZA

Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie - Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Diplomado en Metodología de Investigación y Epidemiología (EASP- U. de Granada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree - Estoy de acuerdo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

y Politica de Privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies